17

nuevos articulos

miércoles, 10 febrero 2016
Publicado por

TRINIDAD SEGURA, LA SIRENA DEL PACÍFICO

La surfista chilena y ex subcampeona nacional, empezó a desempeñarse en esta disciplina a los 13 años en la playa de Maitencillo. Hoy, más fiel a su deporte que nunca, continúa con sus objetivos claros: insertar cada día más el surf en Chile.

Se corre la voz de que habrán buenas olas. No pasa media hora y el mar está lleno de surfistas que esperan aventurarse a lo que venga. Hombres hay por montones, pero mujeres que se animen a desafiar las aguas del Pacífico, escasean. Ya sea por las bajas temperaturas o por sus fuertes oleajes que intimidan a cualquiera.

Pero en este panorama, aparece Trinidad Segura que, a seis años de ser coronada como subcampeona nacional de surf, se siente feliz y creativa en este mundo. Su pasión por esta disciplina va en ascenso y sus motivaciones la llevan a incentivar a muchas mujeres no solo del país a atreverse con este deporte. A sus 27 años, ya fue elegida por El Mercurio como una de los cien jóvenes líderes en 2013. Hoy, “Triny” como algunos la conocen, nos cuenta cómo ha sido su experiencia en las aguas de Chile y el mundo.

–¿Cómo te iniciaste en el surf?

–Cuando tenía 13 años empecé a ir con amigas a pasar el verano y algunos fines de semana a Maitencillo. Allá me hice amiga de surfistas y conocí esta disciplina por primera vez, me llamó la atención de inme-w

diato. Después de poco tiempo mirando, me atreví a pedir una tabla y un traje prestado y entré al agua con dos amigas, las cuales fueron mis partners en un principio, Katy del Río y Sara Fabres. Pasó el tiempo y con la Sara fuimos a conocer Pichilemu. Todos hablaban de ese lugar, decían que estaban las mejores olas de Chile. Fue ahí cuando me enamoré aún más del surf, me hice muchas amigas que conservo hasta hoy y mejoré en un cien por ciento. Actualmente vivo en Pichilemu, me vine a vivir con mi familia. Incluso terminé el colegio acá.

–¿Prefieres el surf competitivo o de expresión?

–De expresión. No soy buena compitiendo, ni para estar bajo presión surfeando. Prefiero pasarlo bien.

–Cuéntanos del campeonato de mujeres que organizaste en Pichilemu. ¿Vienen chicas de todos los países?

–Soy la responsable de que este evento mundial se haga en el país y de invitar a todas estas grandes estrellas mundiales del surf para que vengan a conocer las olas de Pichilemu, y disfruten del lugar y del evento.

–¿De dónde son las riders más osadas?

–A nivel mundial, diría que las de Hawái, Estados Unidos y Australia. Pero las deportistas nacionales no nos quedamos atrás. Acá las mujeres son muy aperradas. Las olas en Chile son bien grandes, fuertes y con un mar muy helado. En el mundo, las surfistas chi-

lenas, somos conocidas por ser osadas.

–¿Cómo es el nivel de surf femenino en Chile?

–¡Es bueno! Está mejorando mucho y cada día hay más mujeres en el agua. En Chile, lamentablemente, el surf partió más tarde que en otros países, por lo que todavía no estamos a la par de las grandes potencias, pero vamos en ascenso.

–¿Cómo sería tu ola perfecta?

–Una ola larga de punta izquierda, de dos metros, fuerte, con buena pared y por secciones tubular, ojalá con fondo de arena (ríe).

–¿Cuáles son las mejores playas de Chile para surfear?

–Pichilemu, Buchupureo, Pullay, Puertecillo, Pichicuy e Iquique.

–¿Y del mundo?

–Hawái, Indonesia, El Salvador y Chile.

–¿Cuáles son tus peores miedos a la hora de surfear?

–Que entren sets de olas muy grandes, o que las olas te empiecen a tirar hacia las rocas. También me da miedo cuando el fondo es bajo y de “reef”

(de coral) o cuando hay mucha gente en el mar, me da susto chocar.

–¿Cuál ha sido el “pagón” (cuando un surfer no puede agarrar una ola) más feo que recuerdes?

–La primera vez que viajé a Indonesia y no había nada más para surfear que la famosa ola Padang Padang, en la isla de Bali. Todas las demás estaban cerradas por lo grande que estaba el mar. Habían casi cien personas en el agua esperando las olas y el mar estaba de tres metros. Después de una hora de estar esperando la mía, me tiré y un hombre se me cruzó por atrás. Agarró la ola más de adentro que yo, lo que me hizo pagar horrible. Choqué contra el fondo y me raspé el hombro, la pierna y la guata. Después venía un set de olas, las más grandes que habían entrado del día y el agua me llegaba hasta las rodillas. Entré en pánico y me agarré fuerte del “reef”. El agua me pasó por arriba, y me arrastró hacia la orilla, una ola tras otra, fue la peor pagada de la vida, seguro (ríe).

–¿Alguna otra mala experiencia?

–Un verano en Punta de Lobos, hace varios años, había entrado una manga de diez brasileros y uno de ellos que no sabía muy bien surfear se agarra una de las mejores olas. Para no molestarle la ola, me cerré a la espuma y justo se cayó en frente mío. Como estaba tan fuerte la ola, lo arrastró mucho hacia donde yo estaba y me cortó con su tabla la cabeza, me tuvieron que hacer puntos y me rompió la nariz al mismo tiempo. ¡Fue horrible!

–¿A qué profesional del surf admiras?

–A varios. Los chilenos, por hacerse famosos en el mundo por surfear olas grandes, y a mis amigas con las que surfeo día a día, son todas motivadas.

–¿Cómo te entrenas para ser una mejor surfista?

–Con un mix de cosas, salgo a correr, practico yoga, bailo y entreno funcional con kinesurf. También me preocupo de comer sano para mantenerme liviana y con energía.

–¿Qué canción te motiva para las sesiones de surf?

–Voy cambiando, pero ahora el “temón” es Tork Remix de Outlast.

–¿Cuáles han sido tus mayores logros?

–Ser reconocida actualmente como la impulsora número uno del surf femenino en Chile y haber sido seleccionada dentro de los cien jóvenes lideres de El Mercurio. También haber llegado a ser subcampeona nacional en mis años.

–¿Cuáles son tus planes a futuro?

–Seguir fuerte con los eventos ligados a mi productora Sirena. Tengo unos viajes por delante y estoy saliendo al aire en un programa para Fox Sport. Espero seguir con mi carrera audiovisual y construirme esta año mi casa definitiva en Pichilemu.

–¿Qué consejo le darías a la gente que está empezando a surfear?

–Que sean perseverantes con las ganas de aprender y progresar en el surf, porque creo que es el deporte más difícil del mundo y el más lindo también.

–¿Alguna escuela que recomiendes?

–A las mujeres les recomiendo tomar uno de los Yoga Surf Camp que realizo con mi amiga y socia Valentina Fantuzzi, surfista e instructora de yoga. Es una excelente combinación, para aprender de la mejor manera y en equipo. Y para los hombres recomiendo la escuela de surf Punta de Lobos y también la Lobillos en la puntilla de Pichilemu.

–¿Cuáles son tus proyecciones con el surf?

–Seguir surfeando toda mi vida. Viajar para conocer nuevas olas y lugares. Continuar produciendo eventos ligados al surf y seguir buscando olas para desarrollarme en esta disciplina.

trini segura

Leer articulo completo