17

nuevos articulos

jueves, 11 febrero 2016
Publicado por

¿QUÉ PASA SI ENTRO EN LA FRIEND ZONE?

Idealizar un romance que no existe, tener expectativas que, tal vez, no se cumplirán o pasar todo el día pensando en esa persona que para ti es tan especial, son señales de que estás cayendo en un terreno complicado. ¡Sal de ahí! Estás a tiempo.

La imagen parte así: Steve de 17 años llama a su mejor amiga Amanda para que le ayude a organizar una cita con una chica que le gusta. Ella lo acompaña a comprarse ropa para la ocasión y llega con su amigo a ver el lugar donde se producirá el encuentro. En ese momento, Steve le confiesa que toda esa puesta en escena no es para ninguna otra que ella, quien desde hace un tiempo lo tiene completamente flechado.

Amanda no lo puede creer y entre lágrimas le dice a su amigo que ella solo lo ve como eso: su mejor amigo. El programa “Friendzone” de MTV grafica a la perfección lo que muchos adolescentes viven a diario cuando caen en ese oscuro y ambiguo mundo conocido como “la zona de amistad”, ese, donde una de las partes, siente cosas por la otra que solo lo ve como amigo o amiga. Es súper complicado cuando alguien cae en esto porque se generan ilusiones que no son reales y todo –¡TODO!– se presta para que ese pobre corazón enamorado, haga creer solo en su mente, que de una linda amistad algo más puede salir. Eso le pasó a Josefina, quien a sus 22 años llegó a hacer su práctica de periodismo a una empresa de comunicaciones (tranquilos no diremos el nombre). “Llevaba dos meses de mi práctica cuando nos empezamos a hacer muy amigos con uno de los periodistas que ya tenía un tiempo ahí, siempre íbamos juntos a los carretes de la oficina, él estaba soltero, pero al principio yo siempre lo miré como mi amigo hasta que nos empezamos a hacer muy cercanos. Terminé mi práctica y me ofrecieron quedarme en la empresa, yo estaba feliz y fue en esos meses cuando me di cuenta de que él me gustaba demasiado”.

Josefina afirma que todas las señales que su colega le mandaba, ella las interpretaba erróneamente, ahora con el tiempo lo nota. “Siempre cuando hablábamos por el chat de Facebook, yo le ponía mensajes acompañados de corazones o monitos tiernos y él solo ponía XD, ahora me doy cuenta que ese pequeño detalle era un síntoma de ‘Friendzone’”.

No es fácil… Cuesta entender que uno está haciendo el loco, pero hay varias señales a las que debemos estar atentos. Por ejemplo, si están viendo una película y tú le dices “te quiero”… (¡¡¡qué ganas de escuchar lo mismo de vuelta!!!) y él simplemente te dice “yo también… amiga”, o cuando tú pretendes salir a solas con esa persona, pero él termina invitando a otros amigos, claramente estás en la “Friendzone”.

Ojo, no todos los casos terminarán contigo en un refugio en el bosque solo o sola o comiéndote todos los litros de helado que tengas en tu refrigerador mientras ya estás viendo por cuarta vez consecutiva “El diario de Bridget Jones”. Por ejemplo, María de los Ángeles tuvo un final feliz. A los 15 años se hizo amiga de Pedro. Juntos estudiaban para sus pruebas en el colegio, iban al cine y a las fiestas juntos, lo típico, solo que como amigos. Cuenta que al mes ya se sentía flechada por él, pero que su timidez le impedía cruzar la línea. “Porque ahí hay otro tema, ¿qué pasaba si yo le confesaba que me gustaba y él me respondiera que solo me quería como su amiga?... ¡Moría de la plancha! Mi orgullo se habría visto muy afectado, además que siempre está el tema de perder la amistad por una confesión como esa”. Afortunadamente para ella y luego de un año de sentirse en la “Friendzone”, se armó de valor y en un paseo del curso le confesó a Pedro su amor. “Fue la mejor sorpresa darme cuenta de que él sentía lo mismo por mí, hoy llevamos cuatro años de pololeo”.

Pero más allá de eso recuerda, si sientes que estás pisando terreno pantanoso, quizás lo mejor es alejarse por un tiempo, tratarlo como un amigo o amiga más, evitar ir a su casa…

Leer articulo completo