17

nuevos articulos

Jueves, 11 Febrero 2016
Publicado por

LUKAS MEKIS, DEEP BLUE

Este buzo profesional –fotógrafo y parte de la famosa “La Pesca de los Mekis”– tiene mil historias subacuáticas que vale la pena conocer. ¿De sus próximas aventuras? Aquí nos cuenta la que realizará en la isla Alejandro Selkirk.

Imagina bajar más de 20 metros a un submundo de colores y nuevas especies, en donde los espacios se abren paso al descubrimiento… Y es que hoy en día ya son muchos los que se ven atraídos por la pasión de visitar una realidad distinta, pero que también pertenece al mismo planeta que habitamos. El buzo profesional Lukas Mekis (26) nos cuenta cómo hasido su experiencia en donde los límites son escasos y la gravedad, simplemente se transforma.

–Buceo y apnea: ¿Cuál es la gran diferencia entre ambas disciplinas?

–La diferencia es que en el buceo autónomo te sumerges con una botella que te da la posibilidad de respirar debajo del agua, en cambio la apnea te sumerges aguantando la respiración.

–¿Cuál es tu preferida?

–Las dos tienen su cuento, me gusta mucho bucear con botella porque te da tiempo para observar la vida marina sus corales y el entorno

que las rodea. Y en apnea, me gusta hacer fotografías submarinas y pesca selectiva.

–¿Cómo y dónde aprendiste a bucear?

–Me metía con los chilotes en el sur a bucear con cuja, que es una forma media artesanal, ya que es un motor que bombea aire a través de una manguera para poder respirar. Después buceé un par de veces con botella hasta que decidí hacer el curso.

–¿Cuál es tu lugar preferido en Chile para hacer apnea y bucear?

–Me gusta la clara visibilidad que hay en Isla de Pascua, pero yo creo que el mejor lugar es Juan Fernández, por la impresionante biodiversidad submarina.

–¿Has tenido alguna experiencia aterradora?

–Una vez ocupando cuja, estaba a 23 metros de profundidad y se reventó la manguera. Me empecé a quedar sin aire. Fue una experiencia muy desagra-

dable; tragué mucha agua.

–¿Son muy peligrosas las corrientes submarinas en Chile?

–Sí, hay que tener mucho cuidado aquí en Chile, son muy fuertes.

–¿xisten trajes para camuflarse bajo el agua?

–Hay de todos los tipos para camuflarse. Entre los corales, algas y piedras… Son muy útiles, sobre todo cuando uno hace pesca selectiva.

–En Chile, ¿cuál es la especie y/o animal más peligroso?

–El tiburón Mako, creo que ese es lejos el más peligroso.

–¿Y los lobos marinos?

–Los lobos son muy juguetones en el agua, pero en la tierra son muy territoriales; hay que tener mucho cuidado.

–¿Hace cuánto comenzaste con “La pesca de los Mekis”?

–Ya llevamos nueve años en el mercado. Comenzó cuando mi hermano se instaló con la primera tienda en Lo Barnechea. Yo en ese momento estudiaba fotografía y él me invitó a ser parte de este proyecto, así es que empecé ayudándolo en todo lo que podía. El rubro de los mariscos y de la fotografía, me han llevado a conocer diferentes lugares de Chile, principalmente la costa del país, en donde he podido captar momentos únicos de la pesca artesanal para poder mostrarle a mis clientes de dónde se extraen los productos.

–¿Cuáles son las fotografías más recientes que has sacado?

–Las últimas que he hecho son en los salares de Lo Valdivia, en Boyeruca. Es una pequeña muestra de cómo se extrae la sal de mar. En Chiloé, la extracción de la ostra en bancos naturales y también los locos de áreas de manejo. Y en Juan Fernández he podido fotografiar de todo un poco, sobre todo muchos lobos de mar.

–¿Qué otras buenas experiencias has tenido a raíz de la fotografía y la pesca?

–El proceso de la langosta y la pesca artesanal también me han dado la oportunidad de subir el cerro El Yunque, la cumbre más alta de la isla Robinson Crusoe, en una expedición botánica que organizamos con la Conaf el año pasado. Ahí encontramos una especie que se había dado por extinta en la ciencia, la famosa y extraña planta Robinsonia Berteroi.

–¿Alguna nueva travesía que se aproxime?

–Ahora en marzo vamos por nuestra segunda aventura, viajaremos a la isla Alejandro Selkirk a buscar un planta llamada Sándalo, que supuestamente se extinguió hace justamente 100 años. Tenemos grandes posibilidades de encontrarla, ya que vamos con un buen equipo de escaladores profesionales para poder subir paredes de 400 metros de altura y así poder llegar a los últimos bosques vírgenes, donde ninguna persona ha podido ingresar.

–¿En qué consiste la pesca submarina?

–La pesca submarina se realiza a través de la inmersión en apnea y la caza del pez mediante un arpón. También se emplean distintas técnicas en función de las características del lugar.

–¿Existe la preservación del océano y sus especies?

–Sí, existen ONG que se dedican a conservar los océanos y la vida marina de los lugares. Oceana es una de ellas, que se encuentra en Chile y ha ayudado a muchas comunidades pesqueras artesanales.

2N6A1394
2N6A1270 copia

paula repost-277

Leer articulo completo